Salsa de tomate o sugo di pomodoro?

Salsa de tomate casera


A estas alturas de la vida mi corazón está divido en dos entre España e Italia. Una me ha visto nacer y la otra me está viendo crecer… en todos los aspectos porque últimamente he cogido unos pocos de quilos :P

Siempre se dice que entre España e Italia no existen muchas diferencias, que somos iguales, que tanto monta monta tanto… y es verdad pero no es verdad. Un ejemplo claro es la cocina. Seguramente tenemos un montón de platos iguales o al menos muy parecidos pero luego hay grandes diferencias, productos autóctonos que no se encuentran aquí o allí. La verdad es que qué más da de dónde vengan si son buenos y ayudan a enriquecer nuestro bagaje gastronómico :)

Pues nada, ésta por ejemplo es una receta super italianísima pero que también he visto hacer a mi madre desde que tengo uso de razón. Ahora mismo no me acuerdo si la que hace mi madre es exactamente igual pero la base es la misma: unos buenos tomates maduros y una cocción a fuego lento como dios manda… Exito asegurado!! La guindilla o peperoncino es el toque italiano, aquí te lo encuentras hasta en la sopa y yo no me quejo porque me gusta a rabiar!

Y a vosotros cual os gusta más la salsa de tomate o il sugo di pomodoro? ;)

Ingredientes:
Tomates en rama o de pera maduros
Aceite de oliva
Azúcar, sal y pimienta
Guindilla

Preparación:
Poner abundante agua a calentar en una olla grande.
Lavar los tomates y con ayuda de un cuchillo afilado practicar un corte en forma de cruz en la base de cada tomate.
Cuando el agua empiece a hervir echar los tomates y dejarlos hervir durante 1-2 minutos.
Colar y dejar que se enfrien durante algunos minutos. Gracias a este procedimiento, que se llama escaldar (pasar un alimento rápidisimamente por agua hirviendo), será muy fácil pelar los tomates ya que la piel se despega del resto.
Pelar los tomates, partirlos en dos y sacar las semillas (se puede hacer exprimiendo cada mitad del tomate con las manos encima de un cuenco).
Cortar los tomates en trocitos y ponerlos en una cacerola. Pasar por el colador el zumo con las semillas que nos ha quedado después de exprimir los tomates; eliminaremos las semillas pero el zumo lo añadimos a la cacerola con el resto de los tomates.
Poner a calentar la cacerola a fuego lento, tapar y dejar cocer hasta que la pulpa de los tomates se haya deshecho.
Pasar por el pasapurès; poner en otra cacerola y aliñar con aceite, azúcar (sirve para quitar la acidez del tomate… cuidado con pasarse con la cantidad!!), sal y pimienta. Si os gusta podéis añadir también una pizca de guindilla. Poner a cocer a fuego medio-bajo y dejar que se reduzca a la mitad.
Dejar enfriar y guardar en tarros de cristal limpísimos.

Ah! se me olvidaba… ésta es mi segunda receta para el HEMC 35 dedicado a las conservas!! :)

hemc 35 - conservas caseras

 Descárgate la receta en PDF
Salsa de tomate casera

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    ¡qué buen toque esa guindilla, verdad?

    De aquí a nada que los huertos comienzan a dar tomates, como el de mis suegros, me voy a poner “roja” de tanta salsa de tomate que vamos a hacer, y ésta cae, vaya que sí.

    Muchas gracias por la sugerencia y suerte en el HEMC.

    Un saludo.

  2. Ana. says

    Talmente como la ha hecho mi madre toda la vida, menos la guindilla, claro! Recuerdo que tanto mis hermanas como yo nos volvíamos locas por que nos mojase una rebanada de pan… huummmm, madre mía! jajajaja

  3. says

    @Ivana
    también a mí me vuelve loca… todo lo que se le pueda echar guindilla ahí voy yo que se la pongo :)
    @Yolanda
    aiiiiihhh, qué suerte lo del huertito… las ganas que le tengo yo!!
    @Ana
    es verdad, mojar el pan en la salsa recién hecha… ay, qué recuerdos :)
    @Silvia
    las cosas hechas en casa siempre están más buenas, verdad?? será por lo del cariño ;)
    un beso
    @vanesuky
    un beso para tí también!!
    ps. he visto que has hecho las galletas con mashmallows… yo quería probar pero me parece muy difícil!! es así??

  4. Sergio says

    Hola Alicia, llevo tiempo sin escribir y sin pasar por los links del rss. Hoy tuve un poquito de tiempo y aproveché para pasar. Noto que de un tiempo a esta parte hay una sutil pero notoria mejora, no se bien que, pero la verdad que da gusto (de todo tipo) volver y ver que las cosas siguen tan bien o mejor que siempre. Aprovecho y te pregunto…que tiempo dura cerrada la conserva?.
    Saludos!! y felicitaciones!

  5. says

    @Sergio
    Hola!!! perdona si no te he respondido antes… últimamente sólo pienso en las vacas y ando un poquillo despistada :P
    La conserva dura bastantes meses cerrada, mejor si es en un lugar al reparo de la luz directa. Eso sí, una vez que la abras hay que conservarla en el frigo y terminarla en unos cuantos días (una semanita).
    Muchas gracias por las felicitaciones, me alegro mucho de que te guste, de verdad!!!
    Un saludito,
    alicia

  6. says

    Hola Alicia!! Llevaba un tiempo sin pasar pòr tu casa y me encuentro con esta maravillosa receta que copiaré. Yo la salsa de tomate la hago añadiéndole cebolla, zanahoria y apio, pero te aseguro que esta receta tuya con un toque de pepperoncino la probaré.

    Besos…

Trackbacks

  1. […] A los españoles nos gusta Italia, ya los italianos les gusta España. Este afecto mutuo se hace más palpable si cabe en la cocina. Por estos una buena salsa de tomate se cotiza al alza cuando está hecha a la italiana. Como esta cocida a fuego lento, muy lento y que puedes ver completa en Amiloquemegustaescocinar. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *