Especial germinados en G2Kitchen!

Haz tus propios germinados


El número 3 de G2Kitchen ya ha llegado al quiosco!! Bueno, a nuestro quiosco particular online!! Sí, ya sé que está en italiano y que no hemos hecho ni siquiera la edición in english… pero desgraciadamente el 2011 no nos está regalando días de más de 24 horas por lo que nos tenemos que “aguantar” con nuestro tiempo libre que es poco.

Yo de todos modos hago las veces de embajadora italiana y le hago publicidad porque estoy muy orgullosa de este trabajo :) A que es preciosa nuestra revista?? :))

Os dejo la versión en español de mi artículo sobre los germinados (de los que ya os había hablado con anterioridad). Si estáis interesados en la traducción de alguna de las recetas no dejéis de preguntarme!!!

Espero que os guste!

G2Kitchen - Nuovo numero!

Habréis oído hablar muchísimas veces de la gran cantidad de ventajas de estas pequeñas “plantitas”. Los germinados tienen infinidad de propiedades; de hecho con un concentrado de proteínas vegetales, vitaminas, sales minerales, oligoelementos, clorofila y enzimas de alta calidad. Pero veamos de dónde nacen estas pequeñas gemas de la naturaleza.

Las semillas de hortalizas, cereales legumbres, etc son un concentrado de vida. Las semillas en ausencia de los factores que permiten su desarrollo (agua, oxígeno, calor y luz) permanecen inertes pero conservan todo su potencial en su interior. De este modo, cuando encuentran un habitat que les permite crecer se “despiertan” dando lugar a una planta nueva.

Semillas para germinar

A diferencia de las plantas adultas que conforme crecen pierden parte de sus propiedades, los germinados, una vez que bloqueamos su crecimiento en esta fase, son un concentrado de características de la planta adulta y por lo tanto un concentrado de salud para nuestro organismo.

Tienen un único defecto… y es que no se encuentran con facilidad. Su consumo se limita a los brotes de soja que hoy en día se encuentran fácilmente en el supermercado pero tienen el mismo problema que las demás frutas y verduras: no sabemos de dónde vienen ni cómo han sido cultivados. A parte de los brotes de soja los germinados los podemos encontrar hoy en día en los restaurantes ya que su uso se ha generalizado entre grandes chefs porque además de ser buenos son preciosos y enriquecen la presentación de un plato.

Así que, si son tan buenos y tan bonitos por qué no hacerlos en casa y poder disfrutar de ellos en cualquier momento?
Con una pequeña inversión de tiempo y dinero obtendremos una gran varidad de germinados, diferentes según nuestros gustos: de rúcula, de rábano, de basílico, de soja, de cebada, de trigo, de garbanzos, de guisantes… todos tienen características diferentes que hacen que su cultivo sea más o menos fácil y su sabor más o menos cercano a nuestro gusto.

En estos tiempos en los que cada vez se hace más difícil saber la procedencia de lo que comemos y desgraciadamente la calidad de hortalizas, fruta y verdura se obtiene pagando, no es una mala idea aprender a producir en casa alimentos tan saludables. Pero veamos cómo:

Antes de nada tenemos que conseguir las semillas. Existen diferentes tipos, se pueden encontrar en erboristerías y centros de productos y alimentos orgánicos. Yo, que hago todo por internet, uso estos. Si no los encontráis en vuestra ciudad los podréis encontrar seguramente en alguna tienda online.

Cada tipo de semilla tiene unas características particulares que harán que su cultivo sea más o menos fácil o que su sabor se adapte más o menos a vuestros gustos, y tienen propiedades diferentes. Por ejemplo, las de rábano son ricas en vitamina C, las de girasol tienen gran cantidad de fósforo y calcio, las de soja ayudan a bajar el colesterol y son una rica fuente de sales minerales, calcio y potasio, etc.

Germinados de rúcula

La dificultad o facilidad de su cultivo está principalmente en el tamaño. Cuanto más pequeñas son, más difíciles de cultivar y más fácil que aparezca una de los principales problemas del cultivo casero de germinados: el moho.

Estáis preparados para empezar a cultivarlos en casa? Os doy un par de consejillos prácticos:
1. Comprad un germinador. Los hay de muchos precios, desde las bandejas de plástico a aquellos completamente autónomos con riego automático.
2. Empezad con algún tipo de semilla “fácil”, es decir, con aquellas de más tamaño.

Germinador

En lo que se refiere al cultivo, cada semilla tiene su “libro de instrucciones” pero hay algunos pasos que más o menos sirven para todas.

Las semillas, aparentemente inactivas, en contacto con el agua, el oxígeno, el calor y, al final, la luz, se activan dando lugar a una nueva planta. Por lo que la primera cosa que haremos es mojar las semillas. Algunas tendremos que dejarlas en remojo toda la noche y otras las mojaremos solo un poco (normalmente las instrucciones precisas vienen escritas en el sobre).

Una vez “reactivadas” gracias al contacto con el agua, las semillas se ponen en el germinador cerrado. Durante esta fase, que será más o menos larga depende de cada tipo de semilla, veremos cómo se hinchan, se abren y empieza a salir un pequeño brote.

Con las condiciones óptimas de calor (normalmente entre 20° y 28°C), humedad, oxígeno y finalmente de luz, cuando el brote ha crecido lo suficiente que se puede ver una pequeña hojita, es fácil cultivar germinados que una vez lavados, escurridos y secados se podrán conservar en el frigo, en un tupper cerrado desde 4-5 días a una semana.

Germinados listos para comer

Así que ya no hay excusas para comer sano y rico. Hasta los más torpes jardineros (como yo :) serán capaces de cultivas germinados en casa para luego utilizarlos (mejor crudos) en ensaladas, sopas, cremas, pan y platos fríos.

Germinados en sopa

Ingredientes para 4 personas:
4 patatas grandes
4 trozos de apio
2 cebollas
2 litros de agus d’acqua
150 gr de queso fresco para untar
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Brotes de semillas de lino (ricos de proteínas, omega-3, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y aminoácidos esenciales).

Preparación:
1
En una olla grande sofreir el apio y las cebollas pelados, lavados y cortados en trocitos.
2 Añadir las patatas peladas y cortadas igualmente en trozos.
3 Añadir el agua templada o caliente y llevar a ebullición.
4 Cocer a fuego lento durante 20-30 minutos o hasta que las verduras estén cocidas.
5 Añadir el queso, sal, pimienta y pasar por la batidora hasta obtener una crema.
6 Servir caliente con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y un buen puñado de brotes de lino.

Germinados en tartas saladas

Ingredientes para 4 personas:
250 gr de hojaldre fresco
4 huevos
200 ml de nata fresca
1 pimiento rojo
1 pimiento amarillo
½ cebolla
50 gr de queso rallado
Aceite de oliva
Sal y pimienta
1 buen puñado de brotes de trigo sarraceno (ricos de potasio, fósforo, calcio y lecitina. Con propiedades desinfectantes, ayudan a reforzar los capilares y mejoran la presión sanguínea).

Preparación:
1
Pelar, lavar y cortar finamente la cebolla y los pimientos. Sofreir con una cucharada de aceite durante unos 15 minutos. Añadir un poquito de agua si fuera necesario. Dejar enfriar.
2 En un cuento batir los huevos con la nata. Añadir los pimientos y la cebolla, el queso rallado, sal y pimienta. Mezclar bien.
3 Cubrir un molde redondo de unos 20 cm con el hojaldre. Pinchar la base con un tenedor.
4 Poner la crema en el hojaldre y los brotes de trigo en la superficie.
5 Cocer en el horno caliente a 190° durante una media hora o hasta cuando la superficie se haya dorado.
6 Sacar del horno y dejar reposar unos 15-20 minutos antes de cortar.
7 Servir templada acompañada de una buena ensalada.

Información:
Receta:
germinados
Publicado:
Valoración
5 Based on 1 Review(s)

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    Bien e interesante.
    Yo cultivo algunos y otros me los suministra una empresa especializada en ello.
    No resultan muy caros y siempre están disponibles, lo malo es que hay que hacer un mínimo de pedido para no pagar los gastos de envío y claro, no siempre es rentable.
    Besos

    CUATRO ESPECIAS

  2. says

    aunque sea en italiano me gusta la revista. Ahora mismo voy a verla. Y que bien lo de los germinados me daba un poco de miedo.. Pero viendo ahora este post parece que no. Bss

  3. Laura says

    Hola
    TRabajo en la editorial Anaya. Me gustaría que me facilitasen algún dato de contacto para poder informarles de las novedades gastronómicas que publicamos.

    Un saludo

    Laura

  4. says

    vaya!!!! y los uso muy poco, la soja y poco más pero leyendo toda tu información sería un delito no incluirlos en la dieta, no?
    Gracias, me animaré, seguro.
    bss

  5. says

    Muchísimas gracias por compartir tu artículo con todos nosotros. Es muy generoso por tu parte. Tengo una germinadora de plástico con la que no he obtenido nuca buenos resultados. Gracias a tus consejos lo intentaré de nuevo, a ver si esta vez obtengo bonitos germinados!!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *