Crema de apionabo y manzana

crema de apio nabo y manzana


No sé vosotros pero lo que es yo llevo una semana de comer y beber que no puede ser más…

Estamos a mitad de las Navidades y entre cenas de trabajo, con los amigos, aperitivos, Nochebuena, Navidad… es que mi estómago está pidiendo una tregua.

No querría pasar esta cremita que os traigo como light. Las avellanas y, sobre todo, el queso azul son de todo menos light pero una cremita caliente y cremosa es lo que mejor le sienta al cuerpo en estos días de excesos y frío, mucho mucho frío.

El apionabo o raíz de apio no es muy común en nuestro país pero en Italia se encuentra fácilmente en cualquier supermercado. Su aspecto poco invitante (es una gran raíz redonda que pesa normalmente alrededor de 1 kg) quizás no nos llame mucho la atención pero merece la pena probarlo. Esta última vez que he estado por mi tierra la he visto en los mercados. Su sabor recuerda mucho al del apio pero mucho más delicado. Si no la encuentras se puede sustituir por patatas y un trocito de nuestro apio común.

El gusto de esta crema es tirando a dulzón por eso me gusta mucho combinarla con sabores fuertes como el del queso azul o roquefort. Unas tostas, unas avellanas picadas y un chorreoncito de un buen aceite de oliva y obtendrás una cremita perfecta para cualquier día de la semana o en, unos cuenquitos pequeños y elegantes, para una cena de las que aún nos quedan esta Navidad :)

Ingredientes para 4-6 personas:
1 apionabo
1 manzana
100 ml de leche
Caldo de verduras
1 barrita de pan
Queso roquefort o azul
Avellanas tostadas y cortadas en laminitas
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:
1 Pelar y cortar en cubos el apionabo y la manzana.
2 Ponemos el apionabo y la manzana en una cacerola, los cubrimos con caldo vegetal y lo llevamos a ebullición. Una vez que empiece a hervir, bajamos la lumbre y dejamos cocer, tapado, hasta que el apionabo esté cocido. Apartamos.
3 Batimos con una batidora hasta obtener una crema. Añadimos la leche, sal y pimienta y removemos bien.
4 Preparamos 2 tostaditas de pan con una láminita fina de roquefort por persona.
5 Servimos la crema con las tostaditas, decoramos con unas avellanas y algunos trocitos de roquefort. Acabamos con un chorreoncito de aceite de oliva.

Descárgate la receta en PDF:
Crema de apionabo y manzana

Información:
Receta:
Crema de apionabo y manzana
Publicado:
Tiempo de Preparación
Cook Time
Total Time
Valoración
no rating Based on 0 Review(s)

¡Suscríbete a la Newsletter!

Regístrate ahora y recibirás todas las nuevas publicaciones en tu buzón.

Nunca voy a regalar, intercambiar o vender tu dirección de correo electrónico. Podrás darte de baja en cualquier momento.

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    Pues tienes toda la razón, el apionabo es muy raro de ver por estas tierras.

    Yo lo he comido porque un productor ecológico que me traía verdura (ahora tengo otro porque se jubiló ese primero) los cultivaba, y sí, de vez en cuando en las cestas de verdura aparecían apionabos y colirrábanos hermosos y contundentes que terminaban rallados en ensalada, macerados con salmuera o en cremitas reconfortantes…

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *