Cómo hacer almendras garrapiñadas

almendras garrapiñadas


¿No creías que fuera posible preparar almendras garrapiñadas fácilmente en casa? Pues aquí estoy para convencerte de lo contrario y animarte a hacerlas con esta receta ;-)

¿Quieres saber cómo?

Soy granaína y las almendras garrapiñadas me traen recuerdos… :-) recuerdos de la feria, que para mí era “mú” grande, y recuerdos de esos paseos por la Gran Vía donde estaba el puestecillo de las almendras garrapiñadas y conforme te ibas acercando se te iba cayendo la babilla con el olorcillo del caramelo… uhmmmm!!

Muchas veces había pensado en hacerlas en casa y no sé por qué tenía idea que no sería nada fácil. He necesitado sólo un par de intentos para preparar unas almendras tal y como me gustan a mí: dulces, crujientes, con ese sabor inconfundible de caramelo.

Es rapidísimo y solo se necesita una sartén, almendras, agua y azúcar. Una vez hechas son como las palomitas, no puedes dejar de comer una tras otra. Si consigues no comértelas todas puedes utilizarlas también para preparar una deliciosa cassata helada que es otro de los mejores recuerdos de mi Graná natal.

¿Te animas? Te cuento todos mis secretos en este video:

Ingredientes:
100 gr de almendras crudas
100 gr de azúcar blanquilla
100 ml de agua

Preparación:
1 Calentamos el horno a 180 °C. Forramos una placa de horno con papel de aluminio o de horno y ponemos las almendras en una única capa, es decir, sin que queden unas encima de otra. Las metemos en el horno y las dejamos tomar color unos 10 minutos. Si vemos que algunas toman color más rápido que otras las podemos remover un poco para que la cocción sea más uniforme.

2 Las sacamos del horno y las dejamos enfriar completamente.

3 Tomamos una sartén antiadherente. Ponemos las almendras, el azúcar y el agua, encendemos el fuego y empezamos a remover.

4 En cuestión de pocos segundos empezará a hervir. Poco a poco se formarán burbujas y el azúcar se disolverá.

5 El líquido se empezará a poner más y más denso. A los 8-10 minutos el agua se habrá absorvido completamente y el azúcar empezará a pegarse a las almendras formando pequeñas rocas. Cuando el azúcar empiece a pegarse y se haya evaporado completamente el agua apartamos del fuego y dejamos reposar un par de minutos.

6 Volvemos a poner la sartén en la lumbre, con el fuego medio-bajo. El azúcar empezará a tomar color. Removemos y seguimos la cocción hasta que las almendras se doren por todos los lados.

7 Trasferimos las almendras a una superficie forrada con papel de horno y dejamos enfriar completamente antes de servir.

¿Te ha gustado la receta? ¡Cuéntamelo en los comentarios! e inscríbete a la Newsletter
(en alto a la derecha) para recibir directamente en tu buzón todas las recetas en PDF
¡para coleccionar!

Información:
Receta:
Almendras garrapiñadas
Publicado:
Tiempo de Preparación
Cook Time
Total Time
Valoración
5 Based on 1 Review(s)

¡Suscríbete a la Newsletter!

Regístrate ahora y recibirás todas las nuevas publicaciones en tu buzón.

Nunca voy a regalar, intercambiar o vender tu dirección de correo electrónico. Podrás darte de baja en cualquier momento.

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    En casa las almendras garrapiñadas eran dominio exclusivo de mi abuela paterna. En la cocina del patio (es una casa enorme de pueblo con cocina de verano y de invierno, algo típico donde ella vive) tenía la sartén de garrapiñar, y cuando mi abuelo traía almendras, los niños las abríamos y la abuela las garrapiñaba… todo un lujo que se perdió con ella… snif snif!

    • says

      Sí, me acuerdo también de la sartén del hombre de las almendras garrapiñadas de Granada, qué bonita, verdad?? Ahora que dices de lujos que se pierden… no sé si el puestecillo sigue funcionando.. Una pena de verdad!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *