Biscotti con pistachos y cerezas

Es hora de volver a la carga con las galletas. Tras el gran éxito de las cookies de chocolate y coco (gracias a todos los que me habéis escrito!! no sabéis lo contenta que me pongo cuando una receta gusta y la hacéis y la volvéis a hacer y la repetís una vez más! :) la operación “en busca de la galleta perfecta” ataca de nuevo esta vez con una galleta muy diferente. Sigue Leyendo…


La navidad ya está a la vuelta de la esquina. El paquete bomba, y digo bomba por las calorías que contenía, de la madrecita llegó el jueves: mantecaos, polvorones, y otras delicias de Casa Pasteles (Granada) que mis compañeros de trabajo han agradecido enormemente :) A esto hay que añadir, minipapanoeles decorativos, polvo de oro apto para su uso en cocina, un ejemplar del Ideal de Granada en el que se anuncia la ruptura de los Duques de Lugo y un montón de papeles para envolver dulces navideños. Así que este fin de semana, el último antes de volver a casa por Navidad me lo he reservado para hacer una montaña; empezando con los famosos hojaldrines que la primera vez me salieron tan bien y ahora, mie…!, se me están resistiendo…. Y ya decía yo que la suerte del principiante… pero bueno, yo no pierdo la calma y sobre todo la esperanza porque ayer estuve hasta las 11 de la noche con las manos metidas hasta los codos en manteca de cerdo y para algo habrá servido, no?
Bueno, cambiando de tema y esperando que salgan super bien todas las fotos de las pruebas culinarias del fin de semana más dulce de la historia para compensar un poco paso a presentar estos cantucci al gorgonzola variante salada de los típicos cantucci toscanos o carquinyolis catalanes que según he podido leer no son exactamente lo mismo pero se asemejan bastante sea por los ingredientes sea por la técnica porque los dos se preparan partiendo de una barra que se corta en rodajas diagonales cuando aún están calientes.

La receta salada viene de la página de Cavoletto que, aunque las comparaciones son odiosas sobre todo para el que sale perdiendo ;P, hace unas cosas estupendas y unas fotos maravillosas.
Ahí va!

Ingredientes:
210 gr de harina
90 gr de queso gorgonzola
(como sustituto se puede usar roquefort pero teniendo en cuenta que el sabor de este último es mucho más fuerte y picante que el del gorgonzola dolce que se usa en esta receta)
50 gr almendras enteras peladas o no
(pero sin tostar)
50 gr de leche
1 huevo
40 gr de aceite de oliva
1 cucharadita de levadura en polvo
1 pizca de guindilla seca en polvo
(opcional)
1 pizca de sal

Preparación:
Calentar la leche y disolver en ella el queso cortado en trocitos.
Unir la harina, la levadura, el huevo, el aceite, la leche con el queso, la sal y las almendras enteras.
Mezclar rápidamente, dividir la masa en dos y con las dos mitades crear dos formas alargadas como si fueran dos barras de pan.
Disponerlas en una fuente de horno encima de un trozo de carta de horno y dejar reposar en el frigo durante 15 minutos.
Sacar del frigo e introducir en el horno caliente a 170º durante media hora.
Sacar del horno y dejar enfriar un poco; antes de que estén completamente fríos cortar, con un cuchillo de sierra, rebanadas en diagonal de aproximadamente 1 cm de espesor.
Volver a disponer las rebanadas en la bandeja de horno y cocer otros 10 minutos hasta que estén doradas.
Enfriar encima de una rejilla.