Helado de agua de rosas

hacer helado en casa


De vez en cuando, mis órigenes me llaman. Las ganas de pasta fresca y risottos se transforma en ganas de especies y sabores del Al-Andalus y de este modo nacen recetas como el helado de hoy.

No me acuerdo exactamente por qué pero hace ya un poco de tiempo que compré una botella de agua de rosas. El sabor es casi igual al agua normal pero el aroma del agua de rosas es, como el nombre indica, de rosas, pero de esas rosas que huelen mucho, pero que mucho. Sinceramente no es uno de mis olores preferidos, es bastante fuerte y resulta muy dulzón. Así que mi botella de agua de rosas yacía ahí, en el fondo del armario esperando a que me decidiera a tirarla. Y mira tú por donde que en uno de mis libros que habla sobre cocina mudéjar, y que por cierto, está super bien, encontré la solución a su destino.

La receta es ligeramente diferente a la descrita en el libro, más que nada porque me faltaban ingredientes (como la leche evaporada, que aquí en Italia no consigo encontrar) pero supongo que el gusto especiado de este helado no cambia mucho. Es un helado fresco, ligero y no demasiado calórico ya que no lleva huevos y se hace con mitad de nata y mitad de leche (yo siempre uso leche semi).

La decoración es, obviamente, opcional pero con lo poquito que cuesta y lo resultona que queda yo no dejaría de hacerla ;)

Ingredientes para 6 personas:
250 ml de leche
250 ml de nata fresca
1 rama de canela
10 cucharadas de azúcar
100 ml de agua de rosas
2 cucharadas de semillas de cardamomo
1 cucharada de pasta de pistachos (opcional)

Para los pétalos de rosa escarchados:
6 pétalos de rosa
(al menos uno por cabeza, aunque podemos poner todos los que queramos!)
1 clara
Azúcar

Preparación:
1
En una cacerola poner la leche y la nata con la canela y las semillas de cardamomo abiertas. Calentar hasta que llegue a hervir, remover y dejar enfriar.
2 En otra cacerola hacer un jarabe con el agua de rosas y el azúcar. Calentar el agua y remover hasta que el azúcar se haya disuelto. Llevar a ebullición, bajar la lumbre al mínimo y dejar cocer durante 10 minutos. Apagar y dejar enfriar.
3 Colar la leche y la nata y mezclar con la pasta de pistacho. Añadir el jarabe.
4 Poner la crema en la máquina de hacer helados. Estará lista en una media hora.
5 Si no se dispone de máquina para helados, seguir las instrucciones para hacer helados sin máquina que encontraréis aquí.
6 Lavar y secar delicadamente los pétalos de rosa.
7 Pincelarlos con la clara tendiendo cuidado de que no queden excesivamente cubiertos.
8 Pasar los pétalos por el azúcar y dejar que se sequen encima de un plato.
9 Usar los pétalos como decoración.

Descárgate la receta en PDF:
Helado de agua de rosas

Información:
Receta:
Helado de agua de rosas
Publicado:
Valoración
5 Based on 1 Review(s)

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    Pienso lo mismo que tu por lo del agua de rosas! Cuando lo hueles tal cal parece tan fuerte… pero da un toque exquisito a los platos!!
    Me apunto la receta.
    Un abrazo,
    Elena

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *