Bombones de labna y pistacho

Bombones de labna y pistacho

¡Feliz año, gente! :-)

Empiezo el año con muchas fuerzas y muchas ganas de compartir con vosotros todas mis recetas ¡home-made!

Diciembre ha sido siempre un mes difícil para mi blog. Se ve que llego a finales de año con las pilas vacías y necesito toda la energía para sobrevivir a cenas, aperitivos y demás reuniones natalicias.

En cambio Enero es como un chute de energía y quiero empezarlo de la mejor manera, compartiendo con vosotros una de mis recetas estrella para las fiestas que aún nos quedan o para cualquier cena con familia o amigos en la que queráis triunfar.

Se trata de unos bombones de labna y pistachos, facilísimos y que se preparan en 5 minutos (a parte el tiempo de reposo ;-)

Pero, ¿qué es labna? El labna, laban o labneh es un “queso” hecho con yogur originario de las cocinas de medio oriente. Y te preguntarás… ¿un yogur hecho en casa en tan solo 5 minutos? Bueno, ese es el tiempo que dedicarás a la preparación porque como verás el labna tiene un tiempo de reposo de unas 8 horas en las que tú realmente no tendrás que hacer nada :-)

Te recomiendo que para esta preparación utilices un yogur griego, con todas sus calorías y grasas, de buena calidad y lo más denso posible. Cuando más denso sea el yogur más denso será el queso y menos horas tardarás en hacerlo.

Yo te lo presento envuelto en pistachos pero el labna se puede tomar de muchas maneras. Pruébalo con almendras o avellanas trituradas más o menos finas, también con escamas de pimentón o mezclado con aguacate… ¡es una bomba! Todos te pedirán la receta.

Pero pasemos a ella… no sin antes desearte que la puedas disfrutar en compañía de las personas a las que más quieres. Así sabe aún mejor :-)

bombones-labna.jpg

Ingredientes para 6-8 personas:
500 gr de yogur griego entero
3 cucharadas de pistachos triturados muy finos (casi como harina)
1 granada
Opcional para decorar: aceite de oliva, sal en escamas, pimienta negra recién molida

Preparación:
1.
La noche de antes ponemos a colar el yogur. Para ello preparamos un paño de cocina muy limpio, un filtro o una gasa en un colador y ponemos éste encima de un cuenco más bien alto (que el colador no toque el fondo).

2. Ponemos el yogur en el paño, lo tapamos y lo dejamos reposar en el frigo durante toda la noche.

3. Al día siguiente el yogur habrá perdido todo el suero y habrás obtenido un queso fresco blando y suave. ¡Este es tu labna!

4. Cuando tengamos el labna preparado podemos formar los bombones. Yo lo he hecho haciendo un cilindro con el queso y pasándolo por los pistachos triturados.

5. Según la consistencia del labna puede ser que se pegue un poco a las manos. El yogur que he utilizado yo no era muy denso por lo que me ha costado un poco hacer un cilindro con las manos; mejor ayudarse con un cuchillo o una cuchara para darle la forma. Una vez que lo pases por los pistachos será mucho más fácil darle la forma.

6. Una vez formado el cilindro envuelto en los pistachos lo cortamos en trozos de aproximadamente 1,5 cm. Es importante utilizar un cuchillo muy afilado y limpiarlo cada vez, antes de cortar, para que los bombones salgan bonitos.

7. Ponemos los bombones en un plato y los decoramos con granada y un poco de pimienta negra recién molida.

8. Servimos acompañado de rodajitas de un buen pan.

Notas:
Antes de poner el yogur a colar, podemos “aliñarlo” con un poco de sal, pimienta o, incluso, con algunas hierbas frescas.

Tortiglioni con romanesco

Tortiglioni con romanesco

Galette de manzanas con crema frangipane de avellanas

Galette de manzanas con crema frangipane de avellanas

0