About amiloquemegustaescocinar

Panna cotta con chocolate

Creo estar segura de una cosa. A todos o casi todos los que pasáis por aquí nos une una gran pasión: comer, cocinar o las dos cosas!! :) Sigue Leyendo…


Roscos de anis

Y seguimos con más de lo mismo, esta vez le toca a los roscos de anís.

Una receta de familia que, para que veais lo que son las cosas, me ha ayudado a recuperar mi novio-marío italiano. Y cómo? pues haciéndose super fan de ellos! A mí los roscos nunca me habían hecho mucha gracia pero como le gustan tanto al italiano en estos últimos años me he ido aficionando a ellos y ya veis ahora me los comería de tres en tres :P

Después de los hojaldrines (mis preferidos) y los mantecaos, no podían faltar en casa los roscos de anís :)

Y para aquellos que no quieran perderse ninguna receta de Amiloquemegustaescocinar por fin tenéis la posibilidad de suscribiros y recibir directamente en vuestro email todas las recetas, todos los regalos, todas las sorpresas.

Ingredientes para la masa:
220 gr de manteca de cerdo
175 ml de aguardiente seco
1 par de cucharadas de matalauva o semillas de anís
1/2 kg – 1 kg de harina (dependerá del tipo de harina)
1 pellizco de sal

Ingredientes para decorar:
1/2 kg de azúcar
1/4 l de agua.
Azúcar glas

Preparación:
1
Batir muy bien la manteca con la batidora normal o de varillas.
2 Tostar ligeramente las semillas de anís en una sartén. Una vez tostadas machacarlas muy bien.
3 Añadir la harina, el aguardiente y la sal. Mezclar muy bien y empezar a amasar. Quizás haga falta añadir harina, la masa se tiene que despegar fácilmente de los dedos.
4 Hacer los roscos. Yo los he hecho haciendo una bola de unos 5 cm de diámetro, aplastándola un poco y haciendo un agujero en medio, pero cada cual que los haga como le sea más cómodo.
5 Disponer los roscos en placas de hornos, un poco separados entre sí y cocer a 200ºC durante unos 20 minutos (aquí también aconsejo hacer una prueba con uno o dos roscos para ve cómo salen en nuestro horno)
6 Dejar enfriar y bañar uno a uno en el almíbar (hervir el azúcar en el agua y cuando se haya disuelto dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos – dejar enfriar antes de usar) para después pasarlos por azúcar glas. Esta última fase es la más larga y complicada porque el azúcar se pone muy feo enseguida con el almíbar. Para evitarlo id haciéndolos poco a poco cambiando el azúcar cada 4-5 roscos, eliminar el exceso de almíbar con los dedos y dejarlos reposar para que se seque. Se puede dar una “segunda mano” de azúcar glas para que nos queden bonitos y blanquitos por todos lados.
7 Estos, como los mantecados, son perfectos para regalar porque duran mucho y cada día que pasan están más buenos :)

Descárgate la receta en PDF:
Roscos de anís


Mantecados

Poquito a poco nos vamos acercando :) Ya hemos entrado en Diciembre y las chicas de G2Kitchen no podíamos faltar a la cita navideña!!
Aquí tenéis el número especial de Navidad, lleno de ideas y tantas recetas para hacer y para regalar (acaba de salir el número en italiano, dentro de pocos días tendréis online la versión inglesa).

G2Kitchen - Especial Navidad
Yo he colaborado con una receta que para mí es muy especial. Los mantecados son la máxima expresión de la Navidad. Apenas se distinguía en el ambiente la llegada de la Navidad mi abuelo me regalaba unos mantecados enormes y buenísimos que no he vuelto a comer desde hace años… quien sabe si aún los hacen!! Estos son muy parecidos, al menos en el sabor, el tamaño lo he cambiado para poder comerme dos o tres ;)

Mantecados

Están muy buenos recién hechos pero os aseguro que mejoran con los días. Así que éstos se pueden añadir a nuestra lista de regalos home-made :)

Mantecados

Pues nada, os dejo con el número especial de G2Kitchen. Espero que disfrutéis los mantecados y la revista!

Ingredientes:
175 gr de manteca de cerdo
200 gr de azúcar
125 gr de almendras crudas peladas
400 gr de harina
3 cucharadas de canela
Sésamo o ajonjolí

Preparación:
1
En una sartén tostar (sin aceite) la harina hasta que esté ligeramente dorada. Tendremos que tener cuidado que no se tueste demasiado ya que puede influir en el resultado final.
2 Igualmente, tostar sin aceite las almendras en la sartén hasta que estén doradas. Dejar enfriar.
3 Batir muy bien la manteca de cerdo hasta que se ponga espumosa. Añadir el azúcar y la canela.
4 Por último añadir la harina y las almendras tostadas y molidas. Remover bien para mezclar los ingredientes.
5 Estender la masa con unos 2 cm de alto y hacer los mantecados con un molde redondo de unos 5 cm.
6 Ponerlos en una placa con papel de horno y decorarlos con sésamo.

Yo recomiendo hacer una prueba con uno o dos mantecados para ver cuantos minutos hacen falta con el horno de cada cual. Yo los he cocido 30 minutos a 150°. Una vez fríos probad la consistencia.

Descárgate la receta en PDF:
Mantecados de almendra