La lasaña es para el domingo

lasaña


Hacer una lasaña en casa es muy fácil pero hay que armarse de paciencia porque es un poquillo largo… lo que sí os puedo asegurar es que merece la pena. Comparad una lasaña hecha con esta receta a una hecha con el ragú de bote, la pasta seca y la bechamel de brick… es que no hay color!!

La lasaña, o mejor dicho lasañas (porque en italiano se dice en plural, lasagne, porque cada rectángulo de pasta es una lasaña, es decir que todas juntas son lasañas :), es, junto con la pizza y los espaguetis a la boloñesa, una de esas recetas super típicas italianas que cuando llegan a nuestro país nada tienen que ver con el original. De hecho, mi marío italiano la primera vez que me vió hacer una lasaña se echó las manos a la cabeza, sobre todo porque, como dice él, la “ahogamos” en bechabel.

Si te gusta este plato con la pasta fresca hecha en casa, lo vas a flipar. Teóricamente el ragú, para que se haga como dios manda, tendría que cocer a fuego lento durante unas 2 horas. Nosotros en casa lo dejamos unos 40-50 minutos pero si tienes tiempo, déjalo cocer, verás qué maravilla!!

y nada, no me queda mucho más que decir sino que le lasagne son uno de mis platos preferidos!

Ingredientes para la pasta:
400 gr de semola de trigo
4 huevos
1 pizca de sal

Ingredientes para el ragú:
300 gr de carne picada
2 salsichas frescas
1 cebolla pequeña
1 zanahoria
1 trocito de apio
1 nuez de mantequilla
40-50 gr de jamón (con un poquito de tocino)
Vino tinto
200 ml de caldo de carne o verduras
1 cucharada de tomate concentrado
400 ml de tomate triturado
Azúcar
Sal y pimienta

Ingredientes para la bechamel:
1 cucharada colma de mantequilla
1 cucharada colma de harina
400 ml de leche
Sal, pimienta y nuez moscada

Parmesano rallado al momento

Preparación:

1 Empezamos haciendo el ragú: pelar y picar la cebolla, la zanahoria y el apio muy fino. En una sartén de fondo espeso, derretir la mantequilla, añadir la cebolla, la zanahoria y el apio y sofreir. Incorporar el jamón cortado muy finito y remover bien para que el sofrito coja sabor. Añadir la carne picada y las salchichas (sin piel), remover bien y dejar dorar. Salpimentar y añadir el vino. Dejar evaporar un par de minutos. Añadir el caldo, el tomate concentrado y el tomate triturado. Corregir la acidez del tomate con una pizca de azúcar. Probar y rectificar de sal y pimienta. Dejar cocer a fuego bajo durante 40-50 minutos. Apartar del fuego y dejar templar.

2 Para la pasta: poner la sémola en un cuenco grande, hacer un hueco en el centro y romper los huevos. Añadir una pizca de sal y empezar a mezclar.
Amasar bien hasta que tengamos una pasta lisa, elástica y sin grumos.
Dejar reposar en el frigo, envuelta en film transparente durante una media hora.

3 Por último preparamos la bechamel: En un cazo, derretir la mantequilla. Añadir la harina y remover bien. Cuando empiece a burbujear añadir la leche poco a poco, sin dejar de remover, para evitar que se formen grumos.Añadir toda la leche y seguir la cocción hasta que la salsa espese (si os salen grumos no os preocupéis, una pasada con la batidora y arreglado el problema ;). Añadir sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Reservar.

4 Ahora preparamos las “lasagne”: Sacamos la pasta del frigo y la dividimos en 4-5 partes. Cada una de ellas las estiramos con el rodillo o, mejor :P, con la máquina de la pasta. La pasta tiene que quedar lo más fina posible. Cada tira la cortamos en rectángulos de unos 10-15 cm de lado.

5 Mientras estiramos la pasta ponemos a hervir una olla grande con abundante agua salada. Cuando esté hirviendo empezamos a cocer los rectángulos de pasta. Uno a uno: ponemos uno, lo dejamos cocer un par de minutos y lo ponemos a escurrir encima de un paño limpio. Y así con todos. Tendremos que hacer bastante pasta como para hacer tres capas de lasaña.

6 Cogemos una fuente de horno y la untamos con mantequilla. Ponemos una primera capa de pasta, la cubrimos con el ragú, un poco de bechamel y bastante parmesano rallado.

7 Hacemos una segunda y una tercera capa, terminando con el parmesano rallado. El ragú tiene que ser abundante, la bechamel no tanto.

8 Ponemos a cocer en el horno a 190º durante 20 minutos tapada con papel de aluminio. Pasados esos 20 minutos, le quitamos el alumino y la dejamos otros 10 más. Podemos terminar con unos 5 minutos de grill fuerte, teniendo cuidado de que no se nos queme.

Descárgate la receta en PDF
Lasaña italiana

Información:
Receta:
Lasaña
Publicado:
Valoración
5 Based on 1 Review(s)

¡Suscríbete a la Newsletter!

Regístrese ahora y recibirá un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, intercambiar o vender su dirección de correo electrónico. Podrá darse de baja en cualquier momento.

Te ha gustado? Compártelo!
  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • FriendFeed
  • Meneame
  • PDF
  • Technorati
  • Tumblr
  • MySpace

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    Pues me apunto la receta. Yo soy de las que, las pocas veces que he hecho lasaña en casa, la he ahogado efectivamente de bechamel :P Habrá que aprender de los expertos!

  2. says

    Pues si que lleva su tiempo si… ¿aceptamos lasaña casera con pasta fresca comprada? Me da taaaaanta pereza pensar en hacer la pasta yo misma que casi me desanima… mañana empiezo un curso de cocina italiana (en danés, pero eso es otra historia) y espero que nos enseñen a hacer pasta…
    y yo mientras voy pensando en una ocasión en que pueda reunir a un montón de gente para darles de comer esta lasaña, que da para unos cuantos!!!
    Besos
    PD.- espero que la vuelta al trabajo de oficina haya sido bueno… ¡ánimo!

  3. says

    ¡Oh, qué rica!! una lasaña buenísima, reconozco que muchas veces no la he hecho por pereza pero la verdad es que merece la pena animarse y disfrutarla. Esta tuya se ve estupendísima.
    ¡Buen fin de semana!

  4. says

    Qué cosas… yo no solo no la ahogo en bechamel sino que se la pongo solamente al final, en la última capa, y el queso también solo al final…. osea, que entre las capas nada más que pongo el ragú. Pero haciéndolo como tu dices tiene (lógicamente) que quedar muchísimo más rico, la próxima vez que haga lasaña (lasañas :D) tendré por delante esta receta!!!!

  5. says

    Pues tu lasañas tienen una pinta increíble, de verdad. A mí es un plato que me encanta, reconfortante y entrañable como el que más, con sabor a hogar de verdad ;-) La hago casi siempre vegetariana, pero la próxima vez la haré con ragú y te prometo tenerlo al fuego un par de horas. ;-)
    Qué envidia me das con esa hornilla de gas, yo también quiero!!!

    Gracias por pasarte por mi blog y por tus lindas palabras. Tú tienes un blog que me encanta, a pesar de que no suelo dejar comentarios.
    Un besito.

    • Gema says

      Hola Elena,
      ¿Que ha pasado con tu blog? He estado un poco desconectada del mundo de los blogs desde diciembre y ahora que empiezo a retomarlo, cuando he ido a visitar el tuyo derepente ¡A desaparecido! o lo has redireccionado con otro nombre, si es asi y no te importa te agradeceria que me dijeras cual para poderme hacer seguidora!
      Me encantan tus recetas y las fotos que cuelgas son una maravilla.
      Saludos

  6. says

    A mi me encanta la lasagna, el problema es que en casa a casi nadie! Así que siempre que la hago es por antojo y extraño esas fuentes abundantes y hermosas, como la tuya!!! Divina total :D

    Besos.

  7. says

    @Irene
    Yo también… y cuando mi marío no mira le echo un poquillo más :P
    @Aurélie
    bueno pues ya me contarás!
    @HonneyBunny
    aceptamos, aceptamos… aunque creo que el día que empieces a hacerla verás que no vas a querer comprarla nunca más ;)
    @Marhya
    Todo es ponerse!! y lo buena que está :)
    @Tuonela
    a mí donde se ponga un plato de pasta que se quite todo lo demás, y si hay que echarle horas pues se echan ;)
    @Alberto
    jejeje, a mí también me dan unas hambres solo de verla…!!
    @Susana
    Sí, es verdad, será la forma “española” de hacer este plato. Ya me contarás!
    @macus!
    venga! que verás lo que te va a gustar!
    @Nina’s Kitchen
    Se puede comprar ya hecha, fresca y está también muy rica!
    @anna
    yes!
    @Paula
    pues sí, aunque si está quieta… no viene mu bien :P
    @delicious kitchen stories
    yo cuando estaba en casa hacía también una receta vegetariana que a mi madre le gustaba un montón (y a mí ;) me has recordado que tengo que buscarla!!
    Yo tampoco suelo dejar comentarios pero cuando veo cosas bonitas algo tengo que decir!! :)
    @Mayte
    noooOOOOooo!! qué no les gusta!! pero si eso es pecado mortal!! ;)
    @eu
    gracias!!!

  8. Zaida says

    Hace unos meses descubrí tu blog y aunque tienes recetas bastante interesantes, todavía no me había animado con ninguna. El Viernes reunidos con unos amigos, mi marido comentó que hacía mucho tiempo que no comía lasaña y …. me acordé de tu receta. Le he hecho hoy para comer y ha salido “perfecta”. Es todo un acierto no “bañar” la lasaña en bechamel. ¡Gracias!

  9. Pilar says

    Hola Alicia,

    tengo unas dudillas sobre la elaboracion de la pasta fresca. Este finde he hecho la lasaña con mi maquina imperia. He pasado la sfoglia hasta el numero 1, pero al comerla me ha dado la sensación de que era demasiado fina, no sé si debería haberla pasado solo hasta el punto 2 para que tuviera mas consistencia. ¿Que espesor es el más adecuado para los distintos tipos de pasta (lasaña, canelones, ….)?
    Gracias

    • says

      Hola Pilar,
      antes de nada, perdona que no te haya respondido antes, algunas veces se me va la olla!!! ;)
      Te cuento, yo cuando hago raviolis la tiro hasta el numero 1 (porque luego la pasta irá doble). Para hacer espaguetis o la lasaña depende un poco de cómo te gusta o cómo te apetece en ese momento. Yo prefiero dejarla en el 2, se “siente” más la pasta, pero ya te digo, es una cuestión de gustos :)

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *