Galletas decoradas

Galletas decoradas


Yo siempre llego tarde… de eso no tengo ninguna duda :( Este año creía que iba bien, me estaba preparando una receta para el día de la madre pero… resulta que el día de la madre en España ya ha pasado!!!! Pero bueno???!! Aquí es el domingo que viene y tengo almuerzo con la suegra :P

Con la boda a la vuelta de la esquina y con las ganas que tengo de hacer algo “especial” para los invitados (no las típicas cosas que se compran y ya está) estoy aquí desde hace un tiempo comiéndome el coco para encontrar algo que sea factible en los pocos días que tendré libres en Granada antes del gran día y que quede bien, professional ;)

Y hablando de gente profesional que hace cosas maravillosas se me ocurren varias personas :) y una de ellas es Bea que hace unas galletas increibles, con un amor y un arte fuera de lo normal.

La receta la he seguido paso a paso, sin Thermomix y sin Kitchen Aid porque en mi cocina no existen (ainssss… -suspiro, sobre todo por la Kitchen Aid…), así que mi única contribución es la explicación de la receta en plan rudimentario, prácticamente “pico y pala” ;P Si os dais una vuelta por el blog de Bea (que ya lo conocéis, lo sé :) veréis que tiene una cantidad de biberones, botellitas, bocas para decoración, colorantes, moldes de galletas, etc, etc, etc, que bueno… a mí se me cae la baba. Digamos que yo soy la prueba viva de que si uno no está tan puesto es capaz de hacer estas magníficas galletas y si uno se engancha merece la pena ir comprándose todos y cada uno de las herramientas porque esto de las galletas no es cocina, es un arte!!!

Yo las he hecho para el día de la madre… italiano… :P porque el español se me pasó pero obviamente sirven todos los eventos del mundo mundial. La imaginación al poder y las manos en la masa!

Galletas decoradas

Ingredientes para unas 25 galletas (dependerá del diámetro de vuestros moldes):
125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
125 gr. azúcar glas tamizado
1/2 huevo XL a temperatura ambiente
325 gr. harina tamizada
2-3 cucharadas de leche
Aroma al gusto

Preparación:
1
Batir (en vez de un robot de cocina yo he usado la batidora con las varillas) la mantequilla durante unos minutos hasta que esté suave.
2 Empezar a incorporar el azúcar glas a cucharadas sin dejar de batir hasta que la mantequilla adquiera una textura esponjosa.
3 Batir el huevo e incorporar la mitad a la mantequilla junto con el aroma (yo he utilizado limón). Batir para que se mezclen bien los ingredientes.
4 Empezar a añadir la harina poco a poco. Yo aquí seguí a mano, con las barillas. Añadir toda la harina hasta que se empiece a desmigar y sea difícil trabajarla con las barillas.
5 Añadir una cucharada de leche y seguir amasando esta vez con las manos (mejor si están frías, las podemos enfriar debajo del agua fría del grifo y secándolas bien luego para trabajar la masa). Añadir 1-2 cucharadas más hasta que con la masa podamos formar una bola que se despegue fácilmente del recipiente. La masa no debe quedar pegajosa.
6 Dividir la bola en 4 partes y estirar cada una de las partes entre dos trozos de papel de horno hasta una altura de unos 5-8 mm.
7 Poner cada una de las partes una encima de otra, en una placa de horno para que estén planas y dejarlas enfriar en el frigo al menos durante 2 horas. Yo las he dejado 24 horas.
8 Cortar las galletas con el molde deseado y ponerlas en una placa forrada con papel de horno con un par de cm entre ellas.
9 Cocerlas en el horno caliente a 180º. El tiempo depende un poco del tamaño de la galleta. Yo las he puesto 8 minutos, les he dado la vuelta (porque mi horno no cuece exactamente igual por todos lados) y otros 8 minutos.
10 Sacarlas del horno, dejarlas 5 minutos sobre la placa y pasarlas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Ingredientes para la glasa:
200 gr de azúcar glas tamizado
1 clara de huevo
Aroma (normalmente el mismo que hemos utilizado para las galletas u otro que “pegue” bien con el sabor de la galleta)
Colorante para alimentos

Preparación:
1
Poner la clara de huevo en un recipiente ancho. Añadir 1/3 del azúcar glas
2 Empezar a batir (con la batidora + varillas) durante 2-3 minutos.
3 Añadir el aroma y seguir batiendo.
4 Ir añadiendo azúcar hasta que la consistencia de la glasa sea bastante dura (como dice Bea, como la pasta de dientes)
5 La glasa con esta consistencia la podemos usar para dibujar bordes y para hacer decoraciones (como las letras encima de la galleta)
6 Usando una manga pastelera con una boquilla del dos he dibujado los bordes de las galletas
7 Para el relleno debemos “aligerar” un poco la glasa. Para ello añadiremos un poco de agua: a razón de 1 cucharadita cada vez para que no nos pasemos. Con esta glasa más ligera “rellenamos” el espacio dentro del borde que hemos dibujado y dejamos que se solidifique.
8 Por último dejamos un poco de glasa “dura” para hacer las letras. Añadimos algunas gotas de colorante y removemos bien. Podemos añadir un poco de azúcar glas si la glasa se pusiera demasiado líquida.

A grandes rasgos este es el procedimiento que se puede seguir para crear estas galletas. Tengo que admitir que no soy una que “lee instrucciones” y hago siempre las cosas a salto de mata. Si queréis seguir los pasos como dios manda aquí tenéis el tutorial de Bea sobre la masa y el tutorial sobre la glasa. Obras de arte :)

Descárgate la receta en PDF:
Galletas decoradas

Información:
Receta:
Galletas decoradas
Publicado:
Valoración
5 Based on 2 Review(s)

RECETAS RELACIONADAS

Comments

  1. says

    Alicia, está claro que la professional de las galletas decoradas es Bea, pero tu no te quedas atrás, eh? ;) Que te quedaron monísimas!
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *